Dimensiones del Ser Humano, vivir plenamente

En 1989, Stephen Covey publicó su libro Los 7 hábitos de la gente altamente eficaz, el tercero habito se titula “Pon Primero lo Primero”, aquí el autor nos lleva a reflexionar sobre cuánto tiempo dedicamos a las cosas importantes de nuestra vida. Casi siempre dedicamos más tiempo a asuntos urgentes, que no importante, en detrimento de aquellas no urgentes pero muy importantes. Todas nuestras metas y acciones pueden agruparse en 4 dimensiones , cuando nuestra agenda se mira con este enfoque podemos tomar conciencia del desequilibrio en nuestro desarrollo integral.

Hay tanto que decir sobre la relación tiempo y resultados, que en 1996 Covey publica un libro titulado “Primero lo Primero”. A primera vista, parece un manual para la administración eficaz del tiempo, una guía, para tener criterios sobre a qué cosas darle prioridad, pero es mucho más que eso.

En este libro se  plantea las cuatro dimensiones del ser humano: física mental, social, y espiritual.  El movimiento de la persona dentro  de cada dimensión tiene un resultado. Vivir es el resultado de la dimensión física, Aprender resulta del ejercicio mental, Amar es producto de la interacción social; Querer dejar un Legado resulta de explorar la  dimensión  espiritual.

Un don potencial para cada dimensión

Para que una persona logre desarrollar cada una de sus dimensiones cuenta con cuatro dones potenciales, Autoconocimiento, Conciencia, Voluntad Independiente e Imaginación Creativa (Primero lo Primero; E.Covey)

El autoconocimiento, es la autodeterminación del yo, quien soy realmente. La psicología, el psicoanálisis, y las terapias alternativas de autoayuda son el camino para potenciar este don. Luego tenemos  La Conciencia, definida como la capacidad que tiene el individuo de trascender el plano físico y vincularse con lo místico, este es el campo de la religión, la espiritualidad, las creencias sobre los misterios de la vida. En tercer lugar sigue La Voluntad Independiente, se trata de la disciplina para hacer lo que decimos que vamos hacer, aquí confluyen las técnicas de mejoramiento de la productividad personal, el desarrollo de hábitos positivos, orden y disciplina. En último pero no menos valioso, la Imaginación Creativa, todos somos potencialmente creativos porque somos capaces de imaginar, de soñar y de generar ideas propias, este es el terreno del pensamiento lateral, de lo disruptivo, de lo divergente.

Las dimensiones del ser humano se van equilibrando para una vida plena en la medida que estos cuatro dones se potencien. La persona va estableciendo criterios, como una brújula, marca el norte para construir una misión de vida, y criterios para identificar lo que es importante en su día a día.

Los imprescindibles para activar las dimensiones Ser Humano

¿Qué es lo mínimo que podemos hacer para activarnos y comenzar a desarrollar cada una de nuestras dimensiones? Esta es mi lista de los imprescindibles por cada dimensión.

Dimensión Física

1. Dormir bien,  ya hemos leído por ahí que podemos sobrevivir más tiempo sin comida que sin dormir.  Dormir bien es fundamental, tu cuarto debe estar limpio, ordenado y sobre todo te debe gustar estar ahí.

2. Comer bien, el comer como un placer corresponde a la Dimensión Social. El comer como parte de la Dimensión Física trata de lo nutritivo, lo natural, de los buenos hábitos.

3. Mover el esqueleto, el cuerpo se hizo para moverse por ello las personas cuando se enferman y se postran se acelera su deterioro. Moverse con intención y orden mantiene la vitalidad del cuerpo. Desde una caminata, el gym,  senderismo, correr,  hacer 10k, muévete!.

Todo aquello que te convierta en alguien más ordenado,  disciplinado y productivo contribuyen a desarrolla tu Don Potencial de la Voluntad Independiente. Cumpliste con la última dieta que iniciaste?¿Te escribiste en el gym y asistes? ¿te lavas tu rostro y te colocas tu crema antes de dormir? ¿Tus espacios facilitan tu vida, o sea están ordenados? 

Comienza por estas 3 cosas si tienes un cuerpo en los standares promedio de salud, en el caso de que tu cuerpo ha enfermado igual aplica para tí,  solo que en estos casos urgen comenzar con la Dimensión Mental para contribuir con la sanación.

Dimensión Mental

1. Leer sistemáticamente, elegir un tema, leer sobre ese tema, que un libro te lleve a otro libro. Aprender es una experiencia diaria de vida,  el aprendizaje modela nuestra actuación futura. .

2 Gestionar las emociones, hay que aprender algo de inteligencia emocional para vivir mejor. Aplicar pensamiento positivo a nuestro día a día. Gestionar nuestras memorias dolorosas, mantenernos automotivados.

3. Relajarse, la mente necesita del ocio moderado. El estrés y la ansiedad se apoderan de nuestra mente sino aprendemos a relajarnos, a respirar mejor, a disfrutar del silencio y el sociego.

Nuestros bloqueos psicológico,  impiden de muchas manera que el Señor Nuestro Dios nós bendiga. Por eso cuando Jesús nós habla de nacer de nuevo, está hablando de limpiar nuestra mente de esquemas y programas instaurado a través de la experiencia del miedo y dolor. Nacer de nuevo figurativamente es Hacer Reingenieria del Pensamiento.

Dimensión Espiritual

1. Meditar la palabra de Dios con el Corazón: esto es más personal que un curso bíblico, que clases de teología. Si bien los estudios bíblicos nos ayudan a comprender los símbolos y el contexto de las parábolas, para Meditar en la Palabra como ejercicio espiritual, a mi me gustan dos métodos muy similares La Lectio Divina (tradición monastica)  y La Oración Ignaciana (Ignacio de Loyola).

2. Aquietar el Ego: Estamos acostumbrados a la Meditación Discursiva, que de alguna manera mantiene la actividad intelectual porque alguien nos guía y pide que usemos la imaginación en el proceso de relajarnos; los místicos católicos se deslastran de esto y van al silencio, en ese mutismo se espera purificar la imagen que tenemos de Dios y tener una experiencia personal con él.

3. Adorar a Dios como Iglesia: el Señor nos invita a ser Iglesia a congregarnos. Cuando has practicado Lectio Divina y luego escuchas la homilía del Sacerdote sobre ese evangelio se complementa el mensaje o se tiene una vivencia. La experiencia del templo no como acto social sino como acto de amor es poderosa.

Dimensión Social

De las dimensiones del ser humano, la Social es el fin último de la integración de las demás (física, mental y espiritual) es capacitar a la persona para que identifique cual es su rol en el mundo, su misión, La Vocación.

1. Aplicar los buenos modales: buenos días, buenas tardes, por favor, disculpa.  Ser amable es la mejor carta de presentación y la manera de armonizar las relaciones humanas.

2 Comprométete con un grupo: permanecer en el tiempo en un grupo es la manera natural de aprender a negociar, a ser leal, a ceder espacio en pro de la armonía, dejar el yo para ser nosotros y/o quizá descubrir que puedes ser líder.

3 Relaciones solidas: el amor es una decisión, cuando decidimos amar, elegimos acompañar a alguien y compartir una parte de nosotros y desearle siempre el bien.  Amar a otros desinteresadamente lo que podemos definir como Ágape.

Para qué tener un cuerpo sano, una mente empoderada y una conexión con Dios, sino es para aportar al Mundo y vivir el Amor siendo plenos.

Sígueme en instagram y podrás ver los IGTV sobre cada una de las dimensiones del ser humano.

Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

5 pensamientos sobre “Dimensiones del Ser Humano, vivir plenamente”

  1. Pingback: ¿Ser una persona tóxica o estar intoxicado? Espiritualidad Cristiana

  2. Gracias, muchas gracias. He leido detenidamente este mensaje y me ha hecho entender algunas cosas, que voy a mejorar. Entiendo, me falta un poco de disciplina, trabajaré en ello. Gracias de nuevo. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *