Meditar y Contemplar el Santo Rosario

Meditar y contemplar el Santo Rosario es lo que hacemos cuando lo rezamos devotamente con paciencia, atención y profundo amor a Jesús y a la Virgen María.

Historia del Rosario

El Rosario tal como lo conocemos hoy en día, es el resultado de la evolución de la vida de oración monástica, se conoce como antecedente en el siglo X dentro de la Orden Cluniacense  los 150 padrenuestros que rezaban aquellos monjes y monjas iletrados dedicados a los oficios manuales, con ello emulaban los 150 salmos que rezaban los monjes y monjas del coro.

En el siglo XII, la Orden Cisterciense  cambian los 150 padrenuestros para salutaciones a Nuestra Señora la Virgen María, esta es una imagen de María Santísima más cercana a su pueblo.  

En el siglo XV se compone el Ave María tal cual como lo rezamos ahora. Al comienzo solo se rezaba La Salutación del ángel, tomada de Lc 1,28-33: «Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo» y es en este siglo que se añade la segunda parte: «Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén». El dominico Fray Alain de la Roche, funda la Cofradía del Salterio de la Gloriosa Virgen María.

Esta devoción evoluciona al compas de los hechos históricos de la Iglesia Católica, en el siglo XX el Papa Juan Pablo II incorpora los misterios luminosos que trata de la vida pública de Jesús y el mensaje del Evangelio.

Meditar cada misterio

Los misterios se agrupan en 4 temas y cada uno está compuesto por 5 pasajes del Nuevo Testamento que en conjunto resumen una etapa de la vida la Vida, Obra, Muerte y Gloria de Jesucristo por ello meditar y contemplar a el Santo Rosario es una manera de conocer y familiarizarnos con el Evangelio. El rosario es profundamente cristológico.

Los Misterios del Rosario son:

  1. Gozosos: resumen la infancia de Jesús desde La Anunciación hasta su visita al Templo a la edad de 10 años.
  2. Luminosos: resumen la vida pública de Jesés desde su primer milagro en las Bodas de Caná hasta la Ultima Cena.
  3. Dolorosos: resumen la pasión y muerte de Jesús desde la Oración en el monte Getsemaní hasta la Crucifixión.
  4. Gloriosos: resumen la resurrección y ascensión de Jesús, nacimiento del cristianismo. Desde su resurrección hasta su ascensión al cielo, en estos misterios se incluyen la asunción y coronación de María dogma de la Iglesia.

 La Oración Perfecta

El título de este artículo es Meditar y Contemplar a través del Santo Rosario, y esto se debe a que con el rosario, oramos de las 4 maneras que el católico está acostumbrado hacer:

  1. Oración Libre en el ofrecimiento del Rosario, mostramos nuestra aflicción, agradecimiento, en fin la  razón por la que vamos a rezar el rosario. Es un acto puro de Fe y Esperanza.
  2. Meditación: es lo que acompaña el anuncio de cada misterio. Los misterios son 4 y en ellos se recogen textos bíblicos de la Vida, Pasión, Muerte y Gloria de nuestro Señor Jesucristo.
  3. Oración Vocal: es cuando  rezamos el Padrenuestro, el Ave María, y el Gloria
  4. Contemplación. Las pausas de silencio posterior a la meditación, La Palabra retumba en el corazón. El Rosario es por principio amoroso,  las continuas repeticiones del avemaría, no son vanas, es una forma de ir vaciando la mente de todo pensamiento para ir entrando en La Palabra. El Rosario practicado debidamente requiere de atención amorosa y plena.

La Camándula no es un amuleto

Un Rosario (camándula) no es un amuleto, no es algo que guindas en el retrovisor de tu carro para que ” mágicamente” te proteja. El Rosario es un sacramental para orar a Jesús meditando en el evangelio y las etapas de la vida del Señor en la tierra, si tienes un rosario guindando en el  retrovisor de tu carro tómalo, apaga el radio y reza. Es octubre mes del rosario buen momento para comenzar este buen habito.

Si quieres conocer mas sobre el rosario consulta a Los Dominicos

Otra forma de orar es La Lectio Divina

Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *