Retiro Espiritual – Silencio, Consejos para la estadía

Sí estas pensando en pasar algunos días en la hospedería de un monasterio, y/o casa de retiro espiritual, en busca de silencio y paz, hay algunas consejos que son buenos de saber, que te ayudará hacer de esto una experiencia maravillosa.

Tip 1. Lo primero que tienes que entender, es que este es un recinto de oración, no es una posada turística, por ello debes tener un motivo para querer quedarte o visitarlo, más allá del mero hecho de conocerlo. 

Las razones pueden ser variadas. Ejemplo: hacer un retiro espiritual de silencio, aislarse para meditar o discernir sobre una situación personal, para buscar un consejos o dirección espiritual, para vivenciar una solemnidad o una liturgia en especial (adviento, navidad, cuaresma, semana santa, pentecosté)

Tip 2. Lo ideal es ir referido. Esto aplica en general. pero sí vives en Venezuela, es clave de éxito. Debes considerar, que hoy en día por el tema económico y de seguridad del país, la mayoría de los monasterio y casas de retiros, tienen restringido el acceso. En función de esta realidad, es una buena idea, pedirle al párroco de tu comunidad que te apoye, dándote una referencia. Es valido la opción de alguien que conoce el monasterio, y pueda ayudarte. No descartes el contactarlos directamente, recuerda que si estas movido por el Espíritu Santo, el pondrá en tu boca las palabras correctas.

Tip 3. El respeto al horario – la agenda. Las monjas y los monjes, independientemente de la congregación que pertenezcan, tienen una rutina. La agenda intercala labores y oficios, con momentos de oración y liturgia. ASÍ que trata de ser puntual en el comedor, y a las liturgias, estas últimas no son de asistencia obligatoria. En caso que decidas asistir alguna, se respetuoso y puntual, evita salirte antes de tiempo. Cuando solicites una guía espiritual, procura estar a tiempo en el lugar acordado. Igual con la hora de dormir, o por lo menos de estar en las habitaciones, encuevate según la hora indicada.

Someterse a la rutina del monasterio es parte de la experiencia de un retiro espiritual, ya que la distribución de tareas y oraciones procuran una dinámica del tiempo y las cosas, que buscan el equilibrio del tiempo y los roles. Mantenerse en silencio es fundamental.

Tip 4. En todo momento sentido de urbanidad y actitud comunitaria. Pueda que cuando vayas a un retiro espiritual, por cuenta propia, coincidas con otras personas, en la hospedería, con las cuales compartirás la mesa. Mantén una actitud colaborativa.

El comedor de huéspedes, en casi todas estas instituciones, queda bajo la responsabilidad de los visitantes, las tareas de colocar la mesa, recoger los platos  y en algunos casos lavarlos.

Tip 5 Ropa cómoda, neutra. Recuerda estas en un lugar de oración. No se te va a pedir que te pongas una manta guajira, o que andes con un cuello tortuga, manga largas, no estamos en la época victoriana, pero sí debe haber un recato y un pudor. Los short, las franelillas y los vestidos ajustados es mejor para la playa y la disco.

Tip 6 Evitar prácticas no cristianas. Como reza el refrán, al pueblo que fueres haz lo que vieres. Aquí aplica lo mismo, observa como es el estilo de monacato para que tengas idea de lo flexible o estricto que son en la normativa. Pero ten en cuenta que al ser un lugar cristiano no están permitido ritos de la nueva era, o cosas contrarias a la fe. Es importante el respeto que muestre en el templo y otras áreas comunes.

En general, estas son las consideraciones que deberías tener presente, hay sus particulares según la casa de oración o monasterio que visites, te recomiendo mi artículo 3 Lugares Perfectos para un Retiro de Espiritual, en ese artículo te describo mi experiencia en 3 monasterios venezolanos, y que te los recomiendo ampliamente.

Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

1 pensamiento sobre “Retiro Espiritual – Silencio, Consejos para la estadía”

  1. Pingback: El Desierto Contemplativo: silencio y discernimiento | Mariale Mendez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *